Followers

jueves, 17 de febrero de 2011

Sal de Isi

Aquí les traigo mi segunda tarea del Sal de la cesta japonesa de Isi. No me quedó como hubiera querido, pero sigo aprendiendo y me parece justo mostrarles lo lindo y lo no tan lindo, jajaja. Si antes creía que se me dificultaban los trabajos pequeños, ahora estoy convencida por completo, jajaja. Pero me imagino que mis manos irán adquiriendo habilidades mientras más intentos haga.


Algo que me pasó ayer: Tenía en mente preparar unos canelones rellenos con ricotta y espinaca, pero no se por qué razón, mi secretario (léase: mi esposito) no conseguía queso ricotta por ninguna parte, hasta que un vendedor le dijo: "lleve esta cuajada, que es lo mismo":


No soy muy dada a experimentar con ingredientes. Soy de las que prefieren ir sobre seguro, pero no me quedó otro camino que usarla, ya que tenía todo listo, solo esperando al protagonista y les cuento que fue el sustituto perfecto (y delicioso!). Se lo recomiendo a mis amigas marabinas.
Publicar un comentario